¿Amigos? Mourinho se sincera y habla de su relación con Guardiola

La Prensa

Londres, Inglaterra.

José Mourinho se reencuentra este sábado con Pep Guardiola.

Ambos entrenadores, cuya rivalidad se hizo latente en España hace años, se vuelven a enfrentar casi 10 años después cuando el Manchester City reciba al Tottenham en la jornada 24 de la Premier League inglesa.

El portugués y el español han protagonizado muchas historias en los banquillos.

Pero sin duda una de las más recordadas es la que se produjo durante aquellos cuatro enfrentamientos seguidos entre Real Madrid y Barcelona en la primavera de 2011.

Pep Guardiola y José Mourinho, cuando estuvieron juntos en el Barcelona.

Los comentarios de Mourinho hacia su rival han cambiado mucho en los últimos años y nada tienen que ver con la guerra que vivieron cuando el técnico luso entrenaba al Real Madrid y Guardiola, al Barcelona.

Mourinho se refirió al reencuentro con Pep y recordó la vez que los dos estuvieron en un mismo equipo.

Fue en 1996 cuando sus caminos se cruzaron por vez primera: Pep como jugador emblema del Barcelona al que aquel mismo verano llegó Ronaldo.

El portugués era ayudante de Sir Bobby Robson, nuevo entrenador azulgrana relevando a Johan Cruyff.

Tuvieron muchos cruces cuando Guardiola dirigía al Barcelona y Mourinho al Real Madrid.

“Sólo tengo buenos recuerdos de cuando trabajé con él”, empezó diciendo Mourinho de Guardiola antes de que sus equipos se enfrenten este sábado en la Premier.

Se refirió a la relación que tienen hoy en día.

“El problema de los entrenadores es que no es fácil desarrollar amistades, porque no nos vemos”, dice.

“Nos vemos antes del partido durante un par de minutos y después del partido durante otro par de minutos y así es difícil”, añade Mourinho.

Ni se volteaban a ver previo a un clásico en el Bernabéu.

Pero hace muchos años Guardiola y él tuvieron un tratamiento cercano.

“Con Pep trabajé tres años y nos veíamos todos los días, celebramos títulos y no lloramos, pero sí sufrimos decepciones cuando perdimos torneos importantes”, aseguró Mourinho.

“Fue un gran periodo de nuestras vidas.

Él como jugador y yo como técnico asistente y eso es lo que me queda.

Sólo puedo tener sentimientos positivos hacia él, no tengo ninguno negativo”, asegura el técnico del Tottenham a pesar de que tuvieron enfrentamientos muy serios cuando coincidieron en los banquillos de los dos grandes del fútbol español.

“Soy de una generación para la que lo que pasa en el campo se queda en el campo.

Sólo tengo sentimientos positivos hacia él”, insiste.

Hoy en día la historia es diferente entre los dos grandes entrenadores.

Sus saludos son más amigables.

Compruebe también

Boca Juniors debuta con triunfazo ante The Strongest en la Copa Libertadores

La Paz, Bolivia. El Boca Juniors se llevó los tres puntos de La Paz con …

No se vio: El obsequio que se llevó Bengtson, otro look de Kervin Arriaga, visita especial en La Ceiba y festejos en el Morazán

Déjanos tu comentario