Ángel, la perrita abusada en Puerto Cortés, está en estado crítico

Ángel es el nombre de la perrita que fue rescatada en Puerto Cortés del maltrato que sufría desde hace mucho tiempo a manos de sus dueños y de un vecino, quien aprovechaba cuando nadie lo veía para abusarla sexualmente.

La perrita fue rescatada el jueves 19 de enero en el barrio Copen de Puerto Cortés, luego de que una persona que vivía cerca de la casa de la mascota presenciara cómo un sujeto mantenía relaciones sexuales con ella en el patio de la casa donde la perra permanecía amarrada.

El hombre aprovechaba que el animal no podía huir y fue grabado por el denunciante, quien posteriormente acudió a organizaciones dedicadas al rescate de los animales para pedir ayuda.

Fue así que la organización Colitas Callejeras y PROA Puerto Cortés, así como de la Policía Nacional, que atendió la denuncia rescataron a la perrita y detuvieron al agresor.

El sospechoso responde al nombre de Leonidas Manueles Valenzuela, de 40 años de edad, quien, supuestamente, cometió ese acto reiteradamente aprovechando que sus dueños la dejaban sola y amarrada con una cadena.

Regístrese aquí para acceder a contenido exclusivo en LA PRENSA

De su lado, los médicos veterinarios dieron a conocer que la perrita agraviada, además del abuso sexual, sufría otro tipo de maltratos, pero a manos de sus dueños.

La perrita quedó interna en la clínica porque se constató que estaba enferma, tenía incontables garrapatas y en estado de embarazo.

También presentó un diagnóstico de erliquia (enfermedad causada por mordedura de garrapatas), anemia y dirofilaria (enfermedad parasitaria).

Pese a su situación crítica, se espera que se recupere al 100 por ciento y que al salir de la veterinaria pueda ser colocada en un buen hogar.

Según la ley de Protección y Bienestar Animal del país, la zoofilia o abuso sexual contra animales es considerada una infracción muy grave y es castigada con dos años de cárcel.

En el artículo 30, numeral cinco, se indica que “realizar actos de zoofilia” se considera como una infracción muy grave.

La fundación “Colitas Callejeras” de Puerto Cortés fue quien interpuso la denuncia en redes sociales y reveló que el hombre “violaba a la perrita cada vez que la dueña no estaba”, por lo que no sería la primera vez que cometía el repudiable hecho.

Compruebe también

Cortes de luz este sábado 24 de febrero en Honduras

La Empresa Nacional de Energía Eléctrica (Enee) dio a conocer el listado de zonas que …

Juicio de JOH revela violencia e impunidad en Honduras

Tegucigalpa Los testimonios del contador José Sánchez y del capo Alexander Ardón en el juicio …

Déjanos tu comentario