“Perdí a mi esposa y a mis dos hijos, no se lo deseo a nadie”

“Intentamos salir adelante, vivíamos en la Rivera Hernández, pero atrás de mi casa ocurrió una masacre y mi niño quedó traumado. Luego pasamos el sufrimiento de las inundaciones por Eta y Iota, por lo que buscábamos un mejor futuro en los Estados Unidos”, expresó Óscar Medina, quien es un sobreviviente del naufragio ocurrido en México.

El hondureño relató que después de las inundaciones perdieron todo lo que tenían y con su esposa Tanya Lizeth Padilla Oviedo, quien estaba embarazada de seis meses, y su hijo Óscar Zaíd Medina (de 3 años) soñaban con una mejor vida.

Medina relató que en Tabasco un grupo de 18 personas abordaron las dos lanchas, primero subieron a su esposa y a su hijo en la lancha donde iban 11 personas y a él lo mandaron en la segunda lancha, por lo que en ese momento perdió comunicación con su familia.

“Nos obligaron a agacharnos, pero el oleaje estaba muy alto. Yo me di cuenta de que algo pasaba porque el lanchero recibió una llamada y se puso nervioso. Mi esposa no sabía nadar, me imagino se desesperó por salvar a nuestro hijo y no puso salir adelante”, relató entre lágrimas Medina.

“El momento trágico fue cuando llegamos a tierra firme y nos dieron la mala noticia. Yo como pude caminé por siete horas y fue hasta la mañana del martes que apareció mi hijo, y un kilómetro adelante apareció el cuerpo de mi esposa. Esto no se lo deseo a nadie, mi esposa iba con toda la fe de que nuestra bebé iba a nacer en los Estados Unidos. Yo le prometí a mi hijito que lo llevaría a Disney World, él quería ver a Mickey Mouse”, lamentó el hondureño.

Con apoyo de amistades y familiares, Óscar Medina ha hecho las diligencias para en el menor tiempo posible repatriar a Honduras el cadáver de su esposa y de su hijo.

“Con mi familia y amigos estamos reuniendo el dinero para poder llevar los cuerpos por la forma privada, ya que por medio del Gobierno me dijeron que tardarían hasta un mes”, agregó Medina, quien se encuentra en México.

Testimonio

María Elsa Argueta es la madre de Óscar Alexander Argueta (de 36 años), quien es otro de los siete hondureños que perdieron la vida el pasado lunes en el naufragio en México.

Doña María, en llanto, relató que le rogó a su hijo para que no se fuera y que no dejara solos a sus hijos y a ella; sin embargo, él le aseguró que no pasaría nada.

“El domingo fue la última vez que escuché la voz de mi hijo, sin imaginarme que sería la última llamada. Ahora estamos devastados porque deja a sus niños, es una tristeza enorme que no me imaginé pasar. Sabemos de los riesgos, pero nunca nos imaginamos que pasaría eso”, manifestó.

Óscar Alexander partió de Honduras el pasado 4 de mayo junto con dos primos hermanos en busca del tan anhelado sueño americano, ya que temía vivir en este país por la inseguridad.

Argueta había trabajado como cobrador y le daba miedo debido a la alta criminalidad, por lo que pensó que en el país del norte tendría un mejor futuro para él y su familia.

“Los otros primos están bien, solo fue mi hijo y otras personas que fracasaron. Les digo a los jóvenes que hagan caso a sus familias y no se vayan por tantos riesgos. Antes estábamos mal, pero ahora mis nietos se quedaron sin su papá”, lamentó doña María Argueta.

Compruebe también

Matan a mujer y dejan gravemente herida a su hermana en Choloma

Una mujer muerta y otra herida fue el resultado de un tiroteo suscitado anoche en …

Rescatan a 10 niñas en embarcación en Roatán e indagan trata de menores

Durante las últimas horas fueron rescatadas en una embarcación al menos diez niñas en Roatán, …

Déjanos tu comentario