Sobrevivientes de masacre vivieron momentos de terror

velorio. El ataúd donde estaba el cuerpo del ganadero Jorge Pinto tenía perforaciones de bala.

OLANCHITO.

Los habitantes de la aldea Crucete, municipio de Olanchito, Yoro, no dan crédito a lo ocurrido la noche del viernes, cuando hombres fuertemente armados acabaron con la relativa tranquilidad del velorio del ganadero Jorge Pinto.

Sin respetar el dolor de los deudos, sujetos ingresaron de manera intempestiva a la propiedad y abrieron fuego contra seis miembros de una familia que se encontraban cerca del féretro del difunto.

Las víctimas fueron identificadas como Lilian Elizabeth Dubón Valle, su compañero de hogar Gonzalo Valle Rodríguez y los hijos de ambos: Marvin Dubón Valle, Franklin Dubón Valle, Kevin Dubón Valle.

La sexta víctima es un tío de ellos de nombre Alberto Valle Rodríguez.

Las personas que se encontraban en el velorio vivieron momentos de terror al ver la masacre.

Ancianos y madres cargando a sus hijos se refugiaron en el interior de uno de los cuartos de la vivienda.

Mientras estaban tirados en el piso protegiendo a los niños escuchaban las fuertes detonaciones de bala en la sala y patio de la casa.

“Dios mío, Dios mío, ay no”, exclamaban las mujeres, al tiempo que gritaban y lloraban por lo que estaba pasando.

El pánico que vivieron los asistentes al velorio quedó registrado en un video grabado por las personas mientras se ponían a salvo de las balas.

Tras cometer la masacre, los sicarios abandonaron el lugar en las camionetas en que llegaron.

Al escucharse un silencio y ver por fisuras de la casa que los asesinos se habían marchado salieron de los cuartos y se horrorizaron al encontrar los cadáveres ensangrentados cerca del altar fúnebre, como si fuera una película de terror.

Acompañaron.

La familia victimada residía en aldea El Bosque, una zona muy remota montaña arriba de la aldea de Crucetas.

Ese día habían bajado para estar presentes en el velorio de su vecino y amigo Jorge Pinto, quien residía en Crucete, pero tenía terrenos y ganado en El Bosque.

A Pinto individuos desconocidos le habían dado muerte a machetazos el día anterior de la masacre, cuando se encontraba trabajando en su hacienda en montaña arriba.

Un equipo de la Dirección Policial de Investigación (DPI) fue asignado para esclarecer la masacre contra la familia Dubón Valle.

La Policía parte de dos hipótesis: una es que las muertes se originaron por una pelea de tierras para el cultivo de plantas de droga en la zona, y la otra es una posible venganza por el asesinato del ganadero.

“En el velorio se encontraba uno de los hermanos del occiso que estaban velando y buscó venganza porque también estaba un familiar de los supuestos asesinos de su hermano.

El occiso que estaban velando tenía una plantación de droga y pelean el territorio.

El móvil del hecho es la distribución de drogas”, establece el informe de la Policía Nacional.

Hace unos meses, miembros del Ejército incautaron una plantación de marihuana en el caserío La Ceibita, en el municipio de Olanchito, Yoro.

Al momento del aseguramiento lograron identificar tres parcelas de tierra con una extensión aproximada de seis manzanas, en las cuales había 14,500 plantas de droga.

La Policía Antidrogas ha decomisado en los últimos meses varios kilos de cocaína, las que han sido encontradas escondidas en el bosque de aldeas remotas de los municipios de Limón e Iriona, Colón.

Desde que ocurrió la masacre contra la familia Dubón Valle, agentes policiales han ejecutado operativos permanentes en la zona de Olanchito y aldeas aledañas con el fin de encontrar a los asesinos.

Hasta ayer no se habían reportado capturas.

Compruebe también

Al menos cuatro personas muertas y varias heridas deja accidente en San Pedro Sula

San Pedro SulaAl menos cuatro personas muertas y varias heridas, entre ellas algunos menores de …

Al menos siete personas muertas deja accidente en San Pedro Sula

San Pedro SulaAl menos siete personas muertas dejó un accidente registrado esta noche en la …

Déjanos tu comentario